Caso de Gripe A ¿Existió mala praxis?

Publicado en 20 Noviembre 2013

Caso de Gripe A ¿Existió mala praxis?

El paciente Don P.E.J., con antecedentes patológicos heredo-familiares de Linfoma No Hodking por parte de padre, acudió el día 10 de abril de 2011 al médico donde se le diagnosticó astenia y pancitopenia y se le solicitó una analítica general.

El 27 de abril de 2011, el paciente acudió a recoger los resultados de la misma sin que el médico de familia que lo atendió lo explorara ni le hiciera ningún estudio complementario. Una semana después volvió a su médico de cabecera, que lo derivó al Servicio de Hematología y Hemoterapia de forma preferente, tras diagnosticarle nuevamente astenia y pancitopenia.

El 12 de mayo de 2011, tras una nueva analítica que detectó la aparición en sangre periférica de dacriocitos y eliptocitos policromatofilia leve, se le realizó una biopsia de la médula ósea. Ese mismo día en otro centro, su hijo menor fue diagnosticado de Gripe A (H1N1) que se comunicó al centro epidemiológico de referencia.

Seis días después, Don P.E.J. recogió los resultados de la biopsia de la médula ósea que indicaron una población patológica pendiente de determinar su filiación definitiva, sugerente de Linfoma No Hodking.

Ingreso hospital

Ese mismo día el paciente ingresó en un hospital debido a su constante síndrome febril para administrar tratamiento antibiótico, completar estudios diagnósticos e iniciar un tratamiento antibiótico empírico con Maxipime® (cefepime).Los días siguientes, Don P.E.J. siguió con fiebre, por lo que se le hizo una nueva analítica y un ecocardiograma, además de una tomografía de cuello, abdomen y tórax, cuyos resultados no fueron positivos. Se procedió a retirarle el Maxipime® y se inició un tratamiento con teicoplanina y fluconazol.

El día 21 de mayo de 2011, la auscultación pulmonar reveló la presencia de crepitantes finos, secos en ambas bases y en los campos medios pulmonares. Se indicó administrar meropenem, suspender los demás antibióticos y se hacerle una transfusión de glóbulos rojos sedimentados.

A la mañana siguiente, Don P.E.J. presentó una sensación disneica y acceso de tos con expectoración. En esta ocasión, lo visitó el médico de guardia, quien constató un regular estado general, taquicardia, taquipnea, hipotensión arterial y una saturación de oxigeno del 70%. La exploración pulmonar reveló crepitantes en ambas bases de predominio izquierdo. Se indicó suspender la transfusión de hematíes y se le administró Urbason®. Cuidados Intensivos lo valoró y lo encontró “estable”.

Cuidados intensivos

Sin embargo, ese mismo día por la noche, Don P.E.J. ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por insuficiencia respiratoria aguda. Finalmente, consiguieron que estuviera hemodinámicamente estable, pero siguió con fiebre y taquipnea, a pesar de la ventilación mecánica no invasiva.

El 24 de mayo de 2011, los cultivos de sangre, orina y esputo informaron la ausencia de crecimiento de gérmenes y se solicitó una PCR para comprobar el virus de la Gripe A (H1N1). Al día siguiente, ante la ausencia de mejoría del paciente, se realizó una nueva anamnesis a la familia, en la que la esposa explicó que su hijo había contraído la gripe A. Automáticamente se le realizo una PCR para determinar la cepa de Gripe A (H1N1), que resultó positiva, por lo que se inició el tratamiento con oseltamivir, anfotericina, liposoma y linezolid.

En de 26 de mayo de 2011, ante un deterioro respiratorio importante, se decidió la intubación orotraqueal y la conexión a ventilación mecánica del paciente, que se agravó con una hipoxemia severa (falta de oxígeno en la sangre) que precisó la colocación del paciente en decúbito prono, una alternativa extrema para ventilar a los pacientes críticos, y con un shock séptico, que hicieron temer por la vida del paciente.

¿Crees que existió mala praxis?

¿De qué tipo?

¿En qué momento?

Caso de Gripe A ¿Existió mala praxis?

Repost 0